ERMAYA CATERING INGRESA AL RUBRO MINERO CON TODA SU TRAYECTORIA

En proceso para obtener las normas de certificación IRAM,esta pyme familiar afianza su experiencia y desde hace dos años ya apuesta al mercado que se abre camino en Salta

Con cerca de catorce años de experiencia en el mercado gastronómico, la empresa familiar salteña Ermaya sumó recientemente a empresas mineras a su cartera de clientes y empezó a apuntar fuerte a un rubro que se consolida en la provincia, aún en medio de los incertidumbres económicas que se viven en el país.

“Actualmente damos servicio a la minera Hanaq en el Salar de Diablillos y estamos buscando vincularnos con todo el rubro. La idea es instalarnos en Tolar Grande y allí capacitar a pobladores locales para trabajar en este negocio”, expresó Diego Bruguera, socio y gerente de la empresa.

Integrante de la Cámara de Proveedores de Minería de Salta (Capemisa), Ermaya apunta a este sector en el que consideran que “habrá un gran desarrollo en la región” y como parte de ese nuevo objetivo es que comenzaron la implementación de las normas IRAM de calidad que, calculan, podrían estar aprobadas a mediados de 2020.

“Hace dos años que estamos en este rubro y a futuro estamos viendo que habrá que habrá un gran desarrollo en la región. El problema más grande que tenemos es la entrada de empresas de afuera”, sostuvo Bruguera quien en ese sentido resaltó el trabajo de Capemisa para promover más y en su justa medida el trabajo local.

Asimismo, como una política de Responsabilidad Social Empresaria, la empresa brinda capacitaciones en sus áreas de conocimiento a habitantes de la puna salteña tanto con un objetivo futuro de ampliar su planta con empleo local como para brindar posibilidades de salidas laborales en el lugar.

La experiencia de Ermaya

De Ermaya, Bruguera resaltó la experiencia de un servicio supervisado y avalado por especialistas en nutrición, seguridad e higiene y bromatología, quienes se adaptan a las necesidades específicas de cada uno de sus clientes, garantizando las condiciones higiénico sanitarias establecidas por el Código Alimentario Argentino.

Con una planta permanente de 68 personas, Ermaya está especializado en eventos sociales y en alimentación institucional con clientes permanentes como Eramine (las oficinas en Salta), Easy y Nubicom además de concesiones como la del Jockey Club.

Ermaya cuenta con sus propios vehículos habilitados para el transporte de alimentos, transporte refrigerado que garantiza el mantenimiento de la cadena de frío de los alimentos y se preocupa especialmente por el tratado de la basura. Es así que desde la Puna se trae diferenciado lo que es grasa, cartón y vidrios para reciclar todo lo que sea posible.

El plan para la puna

Las capacitaciones que Ermaya planifica para residentes de la puna incluyen seguridad e higiene y manejo de alimentos, siempre recordando lo fundamental de la cocina en condiciones como las de la altura.

“Estamos tratando de perfeccionarnos. Dentro de la misión de la empresa está ser líderes en el mercado en el norte. Hotelería también quisiéramos abarcar si bien todavía no lo ejercemos”, contó Bruguera a Capemisa.

“Hoy las mineras quieren sacarse el problema y tener alguien que les dé soluciones. Creemos que proveer la alimentación es un tema complejo, te pueden parar una obra solo porque no hay comida… hay mucho trabajo detrás de esto”, expresó Bruguera quien dijo que el primer contacto con estas empresas no es fácil pero una vez que la relación empresa-cliente arranca, la relación fluye en buenos términos.

Abrir chat